ESP
lunes, 23 de julio de 2018
STAR MISSIONS: RELATOS DE CORUSCANT (1º DE LA ESO)
- Por: Colegio-R
19/12/2017 - 266 Visitas


Secundaria

STAR MISSIONS

RELATOS DE CORUSCANT (1º de la ESO)

Seguimos de viaje en nuestra misión intergaláctica hacia la Tierra. Es época de mucho tráfico interestelar, pues se acerca la Navidad y todos andamos de cabeza de un lado para otro. Hasta los ángeles se ponen nerviosos y a veces se saltan algún semáforo. Sin ir más lejos, hace poco hemos vivido de cerca un accidente muy peculiar.  Os dejamos una fotografía del  mismo y dos relatos que narran, desde diferentes puntos de vista, lo que allí ha ocurrido

Los alumnos de 1º A y 1ºB de ESO han derrochado creatividad aplicando sus conocimientos sobre diálogo, narración y descripción al hilo de esta ilustración. La elección ha sido difícil. Dejamos dos muestras del buen trabajo realizado.

Enhorabuena a todos y ¡Feliz Navidad!

"TRÁFICO EN EL ESPACIO"

Esto era un día normal. Los días en nuestro planeta no se pueden llamar normales…

El caso es que, yo estaba en la nave tan tranquila de camino al trabajo, que por cierto, me daba mucha pereza ir…..

Iba yo en la nave medio dormida cuando, de repente oí en la radio que un hombre había chocado contra lo que parecía ser un humano con alas y que había generado una gran discusión y mucho tráfico en la órbita por la que yo iba. La noticia me dio la señal de que iba a ser imposible llegar al trabajo a no ser que hubiera un milagro o que fuese a la velocidad de la luz, cosa que hacían las naves de última generación (yo me voy a comprar una).

Cuando llegué al tramo de accidente vi a varios policías guiando las naves que intentaban llegar a sus destinos sin retraso. También observé por unos momentos a un humano con unas pequeñas y adorables alas blancas y un aro dorado sobre su cabeza que le gritaba a un marciano verde, grande, enfurecido y con antenas negras ( que es lo que aparece cuando uno de los nuestros se enfada mucho)

Vi sus vehículos estrellados, literalmente, ya que el vehículo de lo que parecía ser un ángel era una estrella fugaz. La nave del marciano estaba abollada en el lateral. Su nave parecía ser muy nueva (como la que yo me voy a comprar). Con razón se había enfadado tanto…

Los dos protagonistas se gritaban mutuamente:

-¡Es que usted no mira por donde va! –se quejó el marciano

-¿Y usted? ¡Qué venía hacia mí a toda velocidad sin darme tiempo a girar! Exclamó el ángel

-Le prometo que si no me paga la nave le pongo una denuncia –amenazó el marciano

-Vale. Usted lo ha querido. Le pagaré. -Sentenció el ángel bajando la cabeza.

 Finalmente dejaron de gritarse e hicieron las paces; pero yo no llegué a mi trabajo y me pusieron falta.

                                                                              Ana Conde Esteban 1º A E.S.O.

 

 

EL ACCIDENTE

15.43 P.M.

Hace apenas 10 segundos que acabamos de ver ante nosotros algo alucinante: Veníamos de Coruscant hacia la Tierra. Aquellas dos horas ya habíamos empleado en nuestro viaje se habían hecho tranquilas. Hasta que ocurrió el accidente.

ANTES

15.42 P.M.

Robert y yo hablábamos alegremente sobre nuestras opiniones acerca de la película Harry Potter y el cáliz de fuego”:

-          Pues a mí me parece que Cedric no debería haber muerto –dije yo. Si Voldemort hubiera dejado en paz a Cedric y hubiera matado a Harry, la película se acabaría y ganaría Cedric.

-          Pero, entonces no habría más pelicu… -antes de que Robert pudiera acabar la frase, se oyó un estruendo.

15.43 P.M.

La nave era verde, grande y con una cápsula transparente que cubría la parte superior. Aquella nave iba en dirección contraria, con un pequeño marciano verde oscuro en su interior. De repente, desde el este, un ser alado vestido con una túnica, montado en su estrella fugaz se dirigió hacia aquella nave a toda velocidad…

Un pitido. Un grito. Dos vidas salvadas por la mismísima suerte..... Y una gran discusión.

16.38 P.M.

-¡Yo tengo prioridad porque iba con prisa, policía! -exclamó el ángel-. Sin embargo, ese estúpido marciano, que ni siquiera tiene carnet de conducir iba por el carril contrario... ¡Encima!

-¿Es verdad que usted es menor de edad? -preguntó el policía.

-Ummm...yo...eh...s...sí -balbuceó el marciano

-Y ahora, ya que todo está resuelto y que yo no tengo la culpa me voy - concluyó el ángel.

-Un momento. Aquí todavía no he terminado. Usted también ha hecho algo ilegal- replicó el policía.

-¿Sí...? -preguntó asombrado el ángel

-Lo primero, ha sobrepasado los límites de velocidad. Lo segundo, usted no es un ángel y lo tercero, déjeme inspeccionar su vehículo y hacerle unas cuantas preguntas- resolvió con autoridad el policía.

-Eh.... está bien, admitió el ser de luz.

18.09 P.M.

Como nosotros habíamos sido testigos de lo ocurrido, la policía nos llevó también a comisaría a pesar de que teníamos todavía un largo viaje por delante hasta llegar a la tierra.

Cuando la policía examinó el vehículo del supuesto ángel, lo que encontraron no fue lo que esperaban. Era un ladrón. Eso lo tenían claro; pero no de bancos, joyerías o algo por el estilo. ¡Qué va! Era un ladrón de libros. Había robado toda una librería que se situaba cerca del Sistema Solar, hacia donde yo me dirigía. Además, era todo un profesional. Se había llevado grandes libros de importantes obras. No sólo antiguos, sino, sobre todo, actuales. Había libros de J.K. Rowling, John Green, Cervantes, Fernando de Rojas, Laura Gallego, Blue Jeans, etc… Los llevaba guardados en un compartimento secreto de la estrella de Navidad que transportaba.

En cuanto al marciano, habían decidido que estaría solo en la cárcel un semana.

EPÍLOGO

19.24 P.M.

Ahora estoy escribiendo esto desde una sala de espera, donde me han dicho que debo permanecer  para eso sirven estas salas, ¿no? Hasta que me llamen y me hagan unas preguntas.

Aunque me pregunto yo: -¿para qué me necesitan ahora si solo he visto el accidente y lo que están investigando es el robo de ese tío aquel que se hacía pasar por ángel?

20.14 P.M.

Bueno, pues al final sólo querían saber qué había ocurrido exactamente en el accidente.

Lo curioso es que, mientras aquí han pasado unas horas, en la Tierra han pasado varios años. En la actualidad  los libros que el “ángel” había robado, en el planeta terrestre están valorados en millones de euros. Como nosotros nos dirigíamos a la Tierra para quedarnos durante varias semanas y por culpa de esta aventura nos hemos quedado sin dinero, le hemos pedido a la policía que nos deje algún libro y así poder ganarnos la vida.

Al final el ángel” ha acabado en la cárcel y tendrá que estar en ella 8 años acusado de delincuente y ladrón de otro planeta, pero 8 años no son nada teniendo en cuenta el tiempo en el espacio…

                                                                         Sara Moreno Bordería 1º B E.S.O.

Adjuntos

Dosatic S.L. © 2018
Site desarrollado por DYNAMO 3.5